Qué hacer en Esporles

Cultura
null
AYUNTAMIENTO D'ESPORLES

Esporlas es un pueblo vivo, con un comercio local y unos servicios productivos y variados donde se puede disfrutar de una vida cultural, social y deportiva. Es una población que tiene como eje central las personas, sus intereses y sus necesidades. La atención social a sus ciudadanos es prioritaria y para llevarla a cabo dispone de servicios de calidad y sin masificaciones.

Otra punto a destacar es la manera de hacer participativa de los esporlerins y esporlerines y la existencia de espacios de participación ciudadana. Hay un abundante tejido asociativo, grupos de personas que han unido esfuerzos para llevar a cabo labores como mejorar el medio ambiente, dar a conocer el entorno natural, promover el deporte, dinamizar la cultura, cuidar el patrimonio y las tradiciones, proteger los animales, etc. El encanto de un pueblo mallorquín de la sierra y sus rutas de montaña por un paisaje natural excepcional son los dos rasgos característicos de Esporles. Es un destino ideal como base para conocer la isla de Mallorca y también para estancias cortas, puesto que ofrece diferentes posibilidades aunque dispongáis de poco tiempo.

Tiene un clima privilegiado con temperaturas suaves todo el año. Es un pequeño pueblo cuidado y tranquilo (4.000 habitantes) donde poder descansar y que tiene a la vez todos los servicios necesarios: centro de salud, restaurantes, bares, hoteles, piscina municipal, empresas de aventura, etc. Es un pueblo dinámico con multitud de propuestas culturales y de ocio. En su entorno se pueden practicar diferentes deportes: senderismo de gran recorrido (GR-221 Ruta de la piedra en seca) y caminos de montaña, bicicletas de carretera y todoterreno (B.T.T), barranquismo o escalada, entre otros.

Se encuentra solo en 12 kilómetros de la capital Palma de Mallorca y a 8,5 kilómetros de la playa del Port des Canonge, en Banyalbufar, el municipio vecino. 


Esporles en 1-2 días

Os sugerimos algunas de las visitas que no os podéis perder si queréis conocer Esporles. El primer día os invitamos a combinar una ruta por el pueblo con excursiones cortas por la Serra de Tramontana. En el pueblo contemplaremos viviendas con elementos característicos de la arquitectura de montaña y detalles constructivos propiamente mallorquines, piezas decorativas modernistas, edificios góticos y otros de arquitectura y estética industrial. Otro de los elementos que podremos contemplar son las tejas pintadas, una práctica pictórica popular de Mallorca desde la época medieval. Desde el pueblo nos adentraremos para hacer pequeñas excursiones en la Serra de Tramontana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la categoría de paisaje cultural en 2011. La naturaleza ha creado un contorno de montañas ásperas pero muy fructíferas. Varias fuentes naturales, pinos, encinas y olivos dibujan valles frondosos que veremos verdes todo el año. Podéis seguir estos itinerarios aquí (Apartado Ruta urbana).

El segundo día os podéis dedicar a visitar La Granja, bella posesión señorial en las afueras del municipio rodeada de preciosos jardines y fuentes naturales. Es un museo etnológico donde podréis conocer el estilo de vida rural y artesano mallorquín. La finca era una antigua alquería o pequeña comunidad rural musulmana transformada en monasterio de la orden del Cister y, más tarde, en palacio, que hoy es muestra de arquitectura señorial.

Si queréis volver a disfrutar de la Serra, otra buena opción de este aprovechado día es visitar la Finca de Son Mas, una excursión perfecta para disfrutar en familia y con amigos y donde poder hacer una merienda o una comida al lado de  la fuente de Son Mas. Una ruta marcada de nivel fácil de 1 hora aproximada de recorrido.

Por la tarde os podéis acercar a visitar la fábrica de vidrio artesanal La Fiore o la Bodega Se Verger, fabricación de vino y aceite de alta calidad, entre otros lugares de interés de la población. Para hacer un descanso y tomar algo os podéis parar en una terraza al Paseo del Rey mientras contempláis la vida del pueblo y disfrutáis de un típico llonguet, conocido originariamente en Esporles como un panecillo francés.


HORARIO DE ATENCIÓN AL PÚBLICO 

De lunes a viernes de 8:00 a 14:00 horas
El ayuntamiento también estará abierto:
- De septiembre a junio: los martes y jueves de 17:00 a 19:00 horas
- Julio: los jueves de  17:00 a 19:00h
- Agosto: cerrado por la tarde 






...
Restaurantes
Pizzas
null
Sa Bodega, en Esporles

Restaurante italiano situado en Esporles. La pizzas esta riquíssimas, hay pasta.

Bruschettas, panecillos al horno, entre otros de entrantes, postres caseros de los mejores, el tiramisú riquíssimo.

Vale la pena pasarse por lo menos una vez.

...
Restaurantes
Romántico
La Posada del Marqués
La Posada del Marqués

La lujosa finca rural, La Posada del Marqués, está situada a tan solo 4 Km de Esporles, en la parte sur de la imponente sierra de Tramuntana y a tan solo 20 Km de Palma.

El valle de Es Verger, donde nos encontramos exactamente, es una reserva natural, donde la vegetación mediterránea, mayoritariamente pinares, nos acoje y asombra por su frondosidad e intenso olor, a la vez que sus magníficas vistas panorámicas sobre la bahía de Palma.

En la falda de la montaña la Fita del Ram, a 510 m de altitud, posa majestuosamente la finca del siglo XVI “La Posada del Marqués” . Esta mansión fué transformada en un hotel de 4 estrellas lujo en 1993 y vuelta a reformar completamente en 2005, preservando todo su encanto y arquitectura. La inteligente arquitectura del siglo XVI en combinación con el confort de este nuevo milenio les sorprenderá.

El Restaurante está situado en una antigua almazara (molino de aceite) que le ha dado el nombre "Sa Tafona" . En la época cuando vivía la familia del "Marqués del Verger" en la Posada se produjo aceite de oliva de los olivos de alrededor del Es Verger y se vendió en el mercado. La antigua Tafona en el Restaurante todavía está en su estado original y da al Restaurante un ambiente inolvidable.

El jefe de cocina, ha llevado el Restaurante con su calidad y sus ideas a la cumbre de la gastronomía Mallorquina. Aquí todo se hace a mano y con mucho cariño al detalle y esto es gratamente apreciado al paladar. La cocina tiene un estilo europeo: Platos arraigados se presentan con astucia. Hierbas y especias del jardín coronan sus platos como por ejemplo cordero con romero y salmón que se marina en hierba de hinojo silvestre.

El Restaurante es un secreto bien guardado en Mallorca. Pueden comer "a la carta" o disfrutar de uno de los menús elaborados con mucho amor al detalle. Tambien ofrecemos picadas para tapear.

Una seleción de vinos Mallorquines así como provenientes de la península y algunos nombres internacionales se ofrecen en la carta. En verano se cena en la terraza, que tiene unas vistas espléndidas hasta Palma. Cuando se cambia la iluminación y sólo se ve un mar de luces el romanticismo no tiene límite.

...
Qué hacer con niños
Cultura
null
Museo La Granja De Esporles

Descubre la Mallorca tradicional y su legado cultural a través de los oficios
que se llevaban a cabo en la possessió desde el S. X hasta el S. XVII.

LOS OFICIOS DEL PASADO

Un paseo por el interior de La Granja de Esporles te permite descubrir cómo se vivía en una finca agrícola y mansión señorial hace 400 años. Un gran número de oficios tradicionales quedan representados a lo largo del recorrido por la mansión: desde la elaboración de tejidos hasta la fabricación de aceite, grano o papel; oficios como el de médico o perfumista …
además de varias salas destinadas a las actividades cotidianas de la possessió (cocinas, salones, dormitorios, salas recreativas e infantiles…) o incluso a actividades más siniestras como las llevadas a cabo en la sala de torturas. Actualmente los grandes salones de la possessió se utilizan para la organización de todo tipo de eventos y celebraciones.

TESTIGO VIVO DE LA HISTORIA DE MALLORCA

La finca que actualmente ocupa la Granja de Esporles era muy valorada ya por los romanos debido al gran caudal de su manantial, y cuenta aún hoy con un magnífico salto de agua natural de treinta pies de altura. Fue también de gran interés para los árabes que dominaron la isla desde el S. X hasta el XIII.
Con la conquista cristiana de 1229, la finca inicia su nuevo periplo como posesión feudal, hasta que en 1239 fue cedida a los monjes cistercienses, que la regentaron durante 200 años, hasta que pasó a D. Mateo Vidal. Durante otros 200 años dicha familia la ocupó hasta que pasó a los Sres. Fortuny. El actual propietario es la familia Seguí.
La Granja de Esporles es una mezcla de estilo señorial y rústico, puesto que se utilizaba como residencia señorial pero también como explotación agrícola (possessió), llegando a tener más de cien oficios entre sus lindes. Esta combinación del mundo señorial con el agrícola le confiere a La Granja de Eporles un encanto único.

...
1 - 7 de 7