Restaurantes
null
CAN GAVELLA | PLATJA DE MURO
Sabemos que , si no vas, parece que el verano no ha llegado o, incluso, que no conoces Mallorca. 
Situado en la playa de la Caseta dels Capellans, en la entrada de Can picafort viniendo desde Alcúdia. Imprescindible lugar para comer una paella en la zona norte de Mallorca.
La fórmula de su éxito se puede resumir en el buen ambiente que se respira, unos clientes fieles y una buena paella en la playa. De hecho, la paella, como por ejemplo la de marisco, el gall de Sant Pere, los calamares a la plancha, el pulpo tostado o el pescado del día son las especialidades de la casa. Ahora bien, el plato estrella de Can Gavella es la paella mixta, que cocinan con una combinación secreta de especies aromáticas que aportan un toque especial, un arroz que proviene de un proveedor de sa Pobla, un municipio cercano conocido por la buena mano que tienen con la tierra y sus frutos.
La carta se complementa con cervezas, vino de la tierra y cócteles refrescantes, como el mojito de fresa o la sangría de cava de sandía; además de los postres típicos de la isla como la ensaimada de nata y chocolate del Forn de Can Barceló de Muro y el cardenal de Lloseta, uno de los dulces más delicados de la isla elaborado a base de merengue y un bizcocho mucho esponjoso. Una combinación de propuestas cocinadas con producto fresco y de calidad. También "la muerte por chocolate" o su ya famosa tarta de zanahoria. 
Por otro lado, el local destaca por una decoración cuidada y sencilla, con unas cestas que sirven para decorar e iluminar el espacio. Todo complementado con música ambiente, donde por la noche también puedes disfrutar del local ya que ofrecen servicio de cenas. 
La historia de Can Gavella se remonta al año 1976, cuando Sebastià Perelló y su hermano abrieron este restaurante que hasta el año 2000 se llamaba Restaurant Dos Pins, en referencia a los dos árboles que había bien cerca, hasta que los pinos se murieron y se optó para bautizar el local con el mote familiar, Gavella, un apelativo que mucha de gente ya usaba para denominar el restaurante. Ahora bien, la parte más reciente de su relato se empieza a escribir 11 años después de la apertura, concretamente en 1987 cuando el negocio pasa a manos de la familia Perelló - Gelabert, es decir, de Sebastià y de su esposa, Maria Antònia, que empezaron a hacer paellas, la especialidad de la casa. Poco después, en el año 1992, se sumó su hijo Jaume. Todo esto ha hecho que no solamente uno pueda comer o tomar un cóctel en un local con encanto delante del mar, sino que lo hace en un restaurante familiar, en el cual cuidan el servicio y la atención hacia los clientes.
Suele estar muy concurrido sobre todos los meses de verano, por lo que es imprescindible realizar reserva. Podrás disfrutar del ambiente, de la playa y del lugar toda una combinación perfecta que te hará disfrutar del mejor día de playa. Dispone de zona dentro del mismo restaurante y zona para comer en la mismísima arena, un lujo al alcance de pocos restaurantes de Mallorca. Esta misma zona esta cubierta.
La vida son esos pequeños y grandes recuerdos que vamos creando con los años. La vida es caminar por la playa, zambullirse en el mar, tomar una cerveza con los amigos… Es bailar, cenar a la luz de la luna llena con tu pareja, contemplar el amanecer. La vida son risas y besos, celebrar en familia, comer una deliciosa paella o disfrutar de un buen vino.


HORARIO DE RESERVAS
De lunes a domingo de 10:00 a 18:00 h.

HORARIO
  • Abril, mayo, septiembre y octubre
  • Bar 11:00 a 19:00 h. 
  • Cocina: 12:00 a 16:00 h. 

  • Junio, julio, agosto 
  • Bar: 11:00 a 22:00 
  • Cocina: 12:00 a 21:00
Si quieres disfrutar de un restaurante en Mallorca donde poder comer en la playa este es tu lugar!
Además tienen otro restaurante el Nusa Dua Beach Club, por si quieres irte a la otra zona de la playa! 
1 - 3 de 3