Cultura fin de semana en Son Servera

Cultura
null
AYUNTAMIENTO DE SON SERVERA
Son Servera consta de cuatro núcleos urbanos: el pueblo de Son Servera, Cala Millor, Cala Bona y Costas dels Pins. Gràcias a sus núcleos urbanos de costa, Son Servera se ha convertido en un punto importante de referencia turística gracias a las playas de gran afluencia situadas en Cala Bona, Cala Millor, Sa Marjal y Es 
Ribells.

Son Servera es uno de los pueblos de Mallorca en el que se celebra con más énfasis las fiestas de Sant Antoni. Dimonis, torrades y foguerons protagonizan estas fiestas. Durante el verano, Son Servera celebra en junio las fiestas de Sant Joan. Otras fiestas populares son las fiestas de la Mare de Déu dels Àngels en Cala Millor y las fiestas de la Verge del Carme en Cala Bona.


DESCUBRE SON SERVERA

La Prehistoria e Historia Antigua de Son Servera está documentada en los cuarenta y dos yacimientos arqueológicos. Del período pre-talayótico destacan: Coves de Sa Font Gata, es Rafal Baix, Ca s'Hereu, etc.

De la época talayótica, los talayots des Puig, de Pula y de Ca s'Hereu son los más significativos.

De la ocupación musulmana de Mallorca nos han quedado vestigios como son la cultura del cultivo y del regadío, la agricultura en general, así como el uso de ciertos topónimos. En el campo, la población se agrupó en pequeñas alquerías y predios.

El territorio de Son Servera, con la conquista islámica, pasó a formar parte del distrito de Yartan (Artà), junto con Capdepera y Sant Llorenç.

La llegada de las tropas de Jaime I a la isla de Mallorca data de 1229. Es conocida la resistencia de los musulmanes en las montañas de Artà, que acabó al año siguiente, 1230. El rey Jaime I otorgó la Carta de Franquicia de la isla de Mallorca, en la que se exponían los derechos de los pobladores de la isla. Este documento tuvo larga vigencia hasta el Decreto de Nueva Planta del siglo XVIII.

Después de la conquista de la isla, se llevó a cabo el Reparto de Mallorca. El territorio se repartió en grandes porciones de tierra. Jaime I se quedó con una parte importante que comprendía: Inca, Pollença, Sineu, Petra Artà, Montuïri, las montañas, la mitad de la Albufera y la mitad del término de Palma. Jaime I ofreció parte de sus territorios a sus aliados. El origen de Son Servera lo encontramos en este hecho.

Durante el período comprendido entre 1250-1300, encontramos dos grandes propietarios en la comarca: los Ferri y los Cervera. A través de una serie de alianzas familiares la posesión de Binicanella pasó de generación en generación hasta que en el año 1474, se repartió entre dos hermanos Servera. Una parte de la posesión se llamó Son Frai Garí, mientras que la otra fue la de Ca s'Hereu.

En el siglo XVII, Son Frai Garí fué subastada por la Real Audiencia de Mallorca y comprada por la Universidad de Artà, mientras que la posesión de Ca s'Hereu fue repartida por herencia a los hijos de Salvador Servera.

Son Servera no tuvo administración propia hasta principios del siglo XIX cuando se independizó de Artà. El artículo 310 de la Constitución de Cádiz (año 1812) decía que se formaría consistorio en todos los pueblos con más de 1.000 almas. De esta manera, Son Servera consiguió la independencia, que perdió dos años más tarde. La independencia definitiva de Artà data de 1837.

En el año 1820, la peste bubónica asoló nuestro municipio y redujo considerablemente la población. También afectó a Artà, Capdepera, Sant Llorenç y Manacor.

De finales del siglo XIX tenemos que destacar la participación de serverines en la Guerra de la Independencia de Cuba y Filipinas.

Durante el siglo XX la economía serverina ha experimentado un importante cambio: de basarse en la agricultura, la ganadería, y en menor medida, de la pesca, ha pasado a ser uno de los focos turísticos de la isla.


SENDERISMO Y CICLOTURISMO
El Consorcio de Turismo, mediante las regidurías de Son Servera y Sant Llorenç, ha trabajando en la elaboración de una serie de rutas de senderismo y cicloturismo con el objetivo de poder ofrecer a visitantes y residentes otras opciones alternativas al sol y playa.

Estas rutas no solo pasan por nuestro municpio, sino que también parten de otros municipios vecinos, o llegan.

Con tal de difundir y dar a conocer estas rutas se han elaborado dos folletos informativos: uno para rutas de senderismo, y otro para rutas de cicloturismo.


PLAYAS DE SON SERVERA
La Bandera Azul es un distintivo que otorga anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplan una serie de condiciones ambientales e instalaciones. El municipio de Son Servera ha mantenido sus banderas azules en las playas de sa Marjal, en la Costa des Pins, en la playa de Cala Millor, de modo que mantiene las óptimas condiciones en sus espacios costeros.

Los distintivos obtenidos en Son Servera se han obtenido gracias a la buena calidad de las aguas, a las instalaciones de las playas, entre otras, servicios sanitarios y duchas, y los servicios de limpieza y mantenimiento. Se trata de un certificado de garantía para las playas que ayuda a la promoción turística del municipio serverino.

La presencia de una Bandera Azul en una playa reconoce y estimula el esfuerzo de algunas comunidades locales por conseguir que dicha playa cumpla determinados criterios de legalidad, accesibilidad, sanidad, limpieza y seguridad, así como, cuente con una información y gestión ambiental adecuadas.

La campaña Bandera Azul se desarrolla anualmente en más de 40 estados de cinco continentes, incluyendo la práctica totalidad de estados de la UE "ampliada", de forma independiente, voluntaria y con la participación de más de 2000 municipios litorales. Gracias al apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-UNEP), y de la Organización Mundial del Turismo (OMT), se han ido incorporando así, desde 2001, campañas y experiencias piloto en países no europeos.

  • Cala Bona: la playa de Cala Bona tiene una longitud de 550 metros y 9 metros de ancho.  Cuenta con servicio de primeros auxilios. Además, antes de llegar al muelle de Cala Bona hay tres calas artificiales que están perfectamente mantenidas.
  • Cala Millor: con una longitud de más de dos kilómetros y una anchura media de cincuenta metros, ofrece una fina y limpia arena con tan solo un desnivel del 4%.
  • Es Ribell: es una pequeña playa de aguas cristalinas que permiten observar su fondo marino. Los pinos a su alrededor, se inclinan con respeto ante ella.
  • Sa Marjal: la que está más alejada de los núcleos urbanos. Esta playa nunca pierde su magia, los antiguos tamarindos que la protegen, los pinos de su entorno, su fina arena, en ocasiones repleta de algas marinas que forman parte del ciclo positivo de la naturaleza, la calidad de sus aguas así como su belleza en el fondo del mar cuando alcanza más profundidad; hace que se convierta en la reina del paraíso.


SITIOS DE INTERÉS EN SON SERVERA
A través de este enlace podrás acceder a un folleto sobre visitas de interés en Son Servera. A continuación destacamos:
  • Iglesia Sant Joan Baptistaubicada en la Plaza de Sant Joan, debe su nombre al patrón del pueblo. Comenzó a construirse en el año 1622.
  • Església Nova: El proyecto de este emblemático punto del municipio de Son Servera fue encargado al catalán Joan Rubió Bellver, colaborador del eminente arquitecto Antoni Gaudí. Del edificio, que sufrió modificaciones y finalmente quedó inacabado, destacan elementos arquitectónicos propios del neogótico, una marcada austeridad, ventanales y rosetones, y una magia muy particular por el hecho de que está abierta al cielo.
  • Escultura Pastorerobra escultórica de Eduardo Servera que simboliza la epidemia sufrida en Son Servera a principios del siglo XIX.
  • Mercado de Son Servera: se instala todos los viernes por la mañana.
  • Mercado de Cala Millor: mercado estacional, que se celebra los lunes de 9:30 a 13:00h, de marzo a octubre.
  • Els Rentadors: lavaderos públicos construidos en 1905 por el arquitecto de provincias Sr. Juan Guasp gracias a la colaboración del Sr. Pedro Orlandis, que donó mil pesetas al pueblo para que se construyeran y así poder tener un lugar idóneo donde los serverinos y serverinas pudieran lavar la ropa.
  • Puerto de Cala Bona: pequeño puerto de pescadores que no ha perdido el auténtico encanto de otros tiempos. Lugar acogedor y con bonitas vistas en el que podrá disfrutar de un rato agradable.
  • Mirador de la Costa de los Pinos: un lugar emblemático y muy visitado por las vistas que regala.
1 - 1 de 1

Cultura fin de semana en Son Servera

Exposiciones de artes plásticas o visuales, intervenciones o murales de artistas de calle, etc. Noches del arte, jardines de museos en los que se ofrecen programas artísticos, recitales poéticos, Jam Sessions, glosas improvisadas, etc. Teatro, danza, cine, música y artes experimentales. Performance. Bailes populares, el Baile de las Águilas, el Baile de los Cossiers, etc. Salida de gigantes, na Francinaina y Tòfol, los renacuajos, los gigantes ... Correfocs, demonios, fuegos artificiales. La batukada. Todas estas cosas forman parte de la cultura mallorquina, ya sean propias como si son cosas venidas de fuera. Son nuestras costumbres, es el arte y la mirada de los artistas, son los espacios polivalentes; es Rata Corner, es Casa Planas, es la Casa Museo Llorenç Villalonga, Blai Bonet y Pare Ginard, la librería Ideario, Es Baluard, Cine Ciudad, entre muchísimos otros. Somos nosotros curiosos de conocer, enamorados para saber, ilusionados para escuchar, fascinados de ver ... Es Qué Hacemos.