Cultura fin de semana en Mancor de la Vall

Cultura
null
AYUNTAMIENTO DE MANCOR DE LA VALL
Mancor de la Vall es un pequeño municipio que se encuentra entre las comarcas de Es Raiguer y la Sierra de Tramuntana. El municipio limita con SelvaIncaLlosetaAlaró y Escorca. El campo y la montaña han sido siempre los motores de la economía de Mancor de la Vall, aunque hoy en día los cultivos de olivo y la cría de animales ha ido dejando paso a un sector terciario que se beneficia del turismo que atrae el entorno natural de la Sierra de Tramuntana. Al igual que sus pueblos vecinos comIncaLloseta o Alaró, el calzado también ha sido históricamente una industria relevante en el municipio.


HISTORIA DE MANCOR DE LA VALL
Municipio de Mallorca septentrional, situado en la zona de contacto entre la sierra de Tramuntana y Es Raiguer. La parte septentrional, en la sierra, culmina con el Puig de sa Fita (905 m) y los términos de Escorca y Selva. Al oeste y sur, confronta con los términos de Alaró y Lloseta. Pertenece a la comarca de Es Raiguer. El término municipal de Mancor de la Vall se configura de forma relativamente rectangular, alargada de norte a sur, de 6 por 4 km, con una extensión de 19,82 km2. Es el elemento central el macizo del monte de Lieja (644 m), alrededor del cual se extienden los valles.

El bosque cubre el sector montañoso, con el predominio del pino blanco y de la encina. Abundan los cultivos de secano y, sobre todo, el olivo. La única industria es la del calzado. Con 1.230 habitantes tiene una densidad de 44,80 h / km2. Está a menos de 5 km de Inca y tiene fácil acceso, por carretera y en tren, hasta Lloseta, o la misma ciudad de Inca. Por otra parte, es camino, alternativo al de Selva, para acceder a pie, en las montañas de Escorca (Lucas), desde la carretera de Palma.

A Mancor de la Vall tienen especial interés arquitectónico: la capilla de Santa Lucía, documentada por primera vez, en 1348; la iglesia parroquial; la posesión de Massanella y su entorno; la almazara de Son Morro, con su casa; la casa de Can marquesa que, sobre el portal, en medio de la fachada, tiene una ventana renacentista; la casa de Son Lucas, situado en la calle principal; Son Collell, que fue durante muchos años la casa de la villa, conserva una pequeña patio; Son Simó, casa que da nombre a la calle donde se encuentra; Son almazara, donde nació, en 1796, el doctor Juan José Amengual, escritor y filólogo; Caso Vellaco, situada en la calle Mayor; Turixant, hoy convertido en restaurante.

El actual término de Mancor de la Vall guarda restos de su pasado prehistórico como son los talaiots del Clot del Dinero y Coni, el lugar fortificado de Son Boscá defendido por una muralla y la cueva de Montaura donde enterraban a sus muertos y adoraban a un ídolo que era un toro. Este último también ha proporcionado testimonios romanos.

A la época islámica era parte del juz o distrito musulmán d'Inkan, y eran cuatro las alquerías que conformaban el actual término: Mancor, Benorio, Maizarella y Benizar y que ahora son conocidas como Mancor, Biniarroi, Massanella y Biniatzent.

A consecuencia de la conquista cristiana, el rey Jaime el Conquistador entregó Mancor a roles Lai y al Paborde de Tarragona las alquerías de Biniarroi, Massanella y Biniatzent. Día 5 de las idus de agosto de 1232, roles Lai repartió las tierras de Mancor a doce repobladores que las cultivassin y morassin a las casas que habían sido los moros.

Desde el año 1248 hasta 1913 el término de Mancor en la parte eclesiástica dependía de la parroquia de San Lorenzo de Selva. Y en la parte civil, desde el año 1300 en que el rey Jaime II de Mallorca fundó las villas foráneas, Mancor quedó incluida en el término de Selva.

Desde 1341 está documentada la capilla de Santa Lucía construida entre las alquerías de Mancor y Biniarroi para dar servicio a sus habitantes que tenían que ir a la iglesia de San Lorenzo de Selva para cumplir sus deudas religiosos. Al 1348 murieron muchos de habitantes de Mancor, Massanella y Biniatzent debido a la peste negra.

En el siglo XV los habitantes de Mancor estaban muy endeudados de censales, que los hacían vivir en la miseria. Este hecho ocasionó la revuelta foránea, en la que los agricultores en 1450 se levantaron en armas. Estos hicieron mucho daño a Massanella, porque era del caballero Pere decatlón.

Para no tener que subir a Santa Lucía para asistir a misa, al año 1572, los mancorins empezaron una iglesia dentro Mancor, que bendijeron el año 1606, dedicada a San Juan Bautista. Después hicieron un cementerio a su lado.

Gran parte del siglo XVII estuvo marcado por la violencia de los desterrados de los bandos de los Canemunts y Canavalls. Mancor, Selva y Biniamar marcó el triángulo más violento de Mallorca. Para cuidarse de la iglesia y otros asuntos públicos había un Consejo fundado el año 1612. Día 24 de septiembre de 1719 dos desterrados mataron dentro de la finca dicha se Colomer el lugarteniente de alcalde real, Joan Amengual, alias almazara.

Otro hecho destacado del siglo XVIII fue el gran correment de tierras de Biniarroi del año 1721 que devastó una gran cantidad de cuarteradas de tierra.

El siglo XIX representó para Mancor, siguiendo la tendencia de Mallorca y de España, una importante mejora del nivel de vida que se reflejó en la demografía y en la vivienda. El cultivo del olivar era la actividad más productiva del campo de Mancor, junto con el aprovechamiento del bosque. Tanto era así que en años de cosecha de aceitunas durante la temporada de recogerlas, no sólo había trabajo para los hombres y mujeres de Mancor sino que tenían que venir recolectoras de los pueblos del plan atraídas por unos jornales aceptables y por la costumbre de recibir también una cantidad de aceite al final de la temporada. Además, la mayor parte del trigo era mucho para transformarlo en harina a molinos con tracción animal, se encontraban en las principales casas del pueblo y en casi todas las posesiones. Fue en este siglo cuando se inició la actividad de la explotación de carbón de piedra. Por otro lado, en 1800 se empezó a construir la iglesia nueva de Mancor, que no fue bendecida hasta el año 1843, aunque no estaba terminada. Al 1821 se construyó el cementerio rural, que era un cerrado de aspecto muy pobre. En 1839 se hicieron los lavaderos y los bebederos de la fuente pública. Los hechos más notables del siglo XX fueron las instalaciones de electricidad al año 1905, la creación de la parroquia de San Juan Bautista, la segregación del municipio de Selva el 2 de abril de 1925 y la constitución del primer Ayuntamiento de Mancor de la Vall tras 625 años de dependencia de Selva, la Guerra Civil, la importancia de la industria del calzado entre los años 1965 y 1985, el abandono de la confección de carbón vegetal, así como la merma de la agricultura y la irrupción de las nuevas tecnologías, y, sobre todo, la elevación importante del nivel de vida.

En el siglo XXI, Mancor dispone de instalaciones y servicios para poder atender las necesidades de los ciudadanos.


FERIAS Y FIESTAS EN MANCOR DE LA VALL
En enero, se celebran las tradicionales fiestas de Sant Antoni y Mancor se llena de hogueras, torradas, beneïdes de Sant Antoni, carrozas y la baixada del corb.

Sant Joan Baptista es el patrón de Mancor de la Vall y por eso el pueblo celebra sus fiestas la última semana junio. Estas fiestas significan el comienzo del verano y están llenas de actividades que aprovechan el buen tiempo. Verbenas, cenas al aire libre, pruebas deportivas, bailes y actividades acuáticas son algunas de ellas. El día de Sant Joan no falta nunca los tradicionales ofici solemne y el ball de la oferta.

Mancor de l'art es un evento cultural que se celebra desde 2014 en Mancor de la Vall en el mes de septiembre. A diferencia de las noches del arte tradicionales, Mancor de l'art se lleva a cabo durante todo un día en el que se pueden encontrar conciertos, performances, talleres o conferencias sobre arte. Tampoco faltan las exposiciones por todo el pueblo de artistas locales de pintura, escultura, fotografía o artesanía. Mancor de l'art destaca por el peso de las actuaciones musicales dentro de su programa e incluye también una ruta gastronómica.

La fira de l’esclata-sang es la feria temática de Mancor de la Vall. Se celebra cada año durante el otoño, una vez el tiempo ha refrescado y las primeras lluvias han hecho salir los esclata-sangs y otras setas por toda la montaña. Se trata de una feria de carácter tradicional, donde además de comprar y probar setas se puede encontrar todo tipo de productos artesanos y diversas actividades festivas como bailes populares, correfocs o conciertos.

La popular Feria de Mancor de la Vall cambió en 2018 de denominación y amplió su programación. Se trata de Biniarrels - Sa Fira de Mancor, y agrupa gastronomía, cultura popular, tradición y un mercado de artesanos en un extenso programa para todas las edades que entretendrán toda la familia durante el mes de noviembre. Biniarrels acoge actuaciones de los grupos del pueblo, además de exposiciones, mercado artesanal, muestra de animales, bailes mallorquines y actividades infantiles, todo ello rodeado de una muestra gastronómica que no puede dejar de lado el producto estrella: el esclata-sangs de otoño.
1 - 1 de 1

Cultura fin de semana en Mancor de la Vall

Exposiciones de artes plásticas o visuales, intervenciones o murales de artistas de calle, etc. Noches del arte, jardines de museos en los que se ofrecen programas artísticos, recitales poéticos, Jam Sessions, glosas improvisadas, etc. Teatro, danza, cine, música y artes experimentales. Performance. Bailes populares, el Baile de las Águilas, el Baile de los Cossiers, etc. Salida de gigantes, na Francinaina y Tòfol, los renacuajos, los gigantes ... Correfocs, demonios, fuegos artificiales. La batukada. Todas estas cosas forman parte de la cultura mallorquina, ya sean propias como si son cosas venidas de fuera. Son nuestras costumbres, es el arte y la mirada de los artistas, son los espacios polivalentes; es Rata Corner, es Casa Planas, es la Casa Museo Llorenç Villalonga, Blai Bonet y Pare Ginard, la librería Ideario, Es Baluard, Cine Ciudad, entre muchísimos otros. Somos nosotros curiosos de conocer, enamorados para saber, ilusionados para escuchar, fascinados de ver ... Es Qué Hacemos.