Cultura
null
AYUNTAMIENTO DE CONSELL

Consell es el cuarto término municipal más pequeño de Mallorca y limita con los municipios de BinisalemSanta EugèniaSanta María del Camí y Alaró.  Es uno de los pueblos mallorquines más ricos por su producción agrícola. Sus tierras forman parte de la denominación de origen (DO) Binissalem y en sus tierras se producen vinos populares de Mallorca. La viña es, de hecho, uno de los detalles que más caracterizan el paisaje del municipio.


El municipio se divide en dos zonas: la más elevada, en la zona norte, donde predominan los almendros, garrovers y pasto para el ganado, y la zona situada al sur del Camino de Muro, donde predomina el cultivo de la viña.


Consell, que fue uno de los centros relevantes de la época romana a la isla, tiene como uno de sus principales edificios la iglesia, además de la posesión de Can Ribas, dentro del casco urbano. Entre los elementos arquitectónicos a destacar hay el Pont Roto, medieval según la tradición, que se encuentra al Camí del Raiguer.


 

LUGARES DE INTERÉS EN CONSELL

La villa: un pequeño recorrido por Consell


El recorrido empieza en la Plaza Mayor situada en uno de los lugares más elevados de la villa, al borde la carretera de Palma-Puerto de Alcúdia. Al otro lado de este espacio público, se levantan los dos edificios más representativos de la vida política y religiosa del municipio: la Casa de la Vila y la iglesia parroquial.


La Casa de la Vila es un edificio funciona-lista, que también emplea soluciones de la arquitectura tradicional. El 1932, el arquitecto Guillem Forteza Piña inició el proyecto como escuela graduada. Se trata de una construcción de tres plantas con la cubierta de doble vertiente y con la fachada recubierta de piezas irregulares de piedra viva.


Con relación a su construcción, el Ayuntamiento de Consell acordó adquirir en 1931 las casas de Can Cochero y de Can Grasset, para levantar un edificio para escuelas y Casa Consistorial. El edificio fue inaugurado el 30 de abril del 1933.


Desde entonces y hasta el 1977, el edificio fue destinado básicamente a la enseñanza pública. El 1979, fue destinado a Casa de la Vila y al centro sanitario.


La Iglesia de Nostra Senyora de la Visitació es, sin duda, el edificio más emblemático de Consell. Situada en el número 1 de la Plaza Mayor, tal y como se encuentra en la actualidad es representativa de una tendencia artística de transición conocida con el nombre de pre-modernismo y que se caracteriza en introducir dentro de un edificio, estructuralmente historicista, toda una serie de elementos propios de los repertorios modernistas. Presenta planta basilical, de una sola nave, con ocho capillas laterales, cuatro a cada lado, tiene un transepto inscrito y un ábside semicircular.


En el interior del templo se encuentra la misma combinación de materiales, con solo que el marés toma importancia formando los pilares, arcos formers, vueltas y todo el ábside. Los muros laterales de las capillas, el transepto i la cara interna de la fachada se simulan bloques de marés para dar uniformidad a todo el conjunto y para ocultar la pobreza de los materiales que los forman.


Las capillas están situadas entre los contrafuertes que, junto con los pilares, soportan el peso de la vuelta. Del interior de la iglesia  hay que mencionar los retablos barrocos y neoclásicos de la primera mitad del siglo XIX. También hay que destacar el conjunto de vitrales que da luz a la nave del templo, y que fue realizado entre 1916 y 1920 por la empresa Rigalt y Granell de Barcelona, tradicionalmente considerada como responsable de las mejores muestras de vitrales modernistas. Desgraciadamente este no es precisamente el caso de Consell, puesto que causa de la carencia de dinero — cada vitral costó 200 pesetas de la época— se tuvo que recurrir a la utilización de diseños seriados —basados fundamentalmente en decoración geométrica de afiliación historicista— a la hora de confeccionarlos.


Junto a la iglesia se encuentran dos edificios que hay que hacer mención: la Rectoria i ca sa Metgessa o Club Parroquial.



FERIAS, FIESTAS Y MERCADOS EN CONSELL

Las fiestas de Sant Bartomeu, patrón de la villa, se celebran el 24 de agosto. El inicio de esta festividad se remonta al año 1720 cuando en Consell se hizo una gran fiesta para celebrar que la iglesia había sido elevada a la categoría de vicaria in capite. Además, aquel año también se celebró, dos días después de Sant Bartomeu, otra fiesta en honor a la Mare de Déu de la Visitació, titular de la iglesia de Consell. Desde finales del siglo XVI y hasta el año 1720, la testa litúrgica y popular del pueblo se había celebrado, pero, el día 2 de julio, fiesta de la titular. Gradualmente, pero, Sant Bartomeu adquirió una mayor devoción por la coincidencia, en una misma fecha, de la conmemoración de la instalación de la reserva de eucaristía y la festividad de este santo Así, fue perdiendo bastante la idea inicial de hacer memoria solemne de la erección de la vicaria y adquirió un mayor protagonismo Sant Bartomeu. El 1985 la Santa Sede lo declara patrón oficial de Consell.


Sobre los actos actuales de la testa mayor, se tiene que indicar que empiezan normalmente uno o dos domingos antes del día de Sant Bartomeu, con la lectura del pregón de las testas y la inauguración de las exposiciones. A partir de entonces, se suceden las jornadas festivas, durante las cuales se hacen exposiciones, actas culturales y religiosos, cenas a la fresca en diferentes calles, canciones y bailes populares mallorquines, actuaciones musicales, representaciones teatrales, competiciones deportivas, juegos y actividades para todas las edades, fuegos artificiales, entre otros. Del conjunto de estos actos, destaca la verbena musical.


Del resto de festividades anuales, hay que hacer mención a Sant Antoni, el 17 de enero. Por la mañana, se celebran las tradicionales beneïdes en la Plaza Mayor y, por la tarde, hay el desfile de carrozas por las calles de la villa y la encendida de un fogueró, con la torrada acostumbrada, como también actuaciones folclóricas, a la avenida de Francesca Homar.


El mercado semanal se hace, cada jueves, en la Plaza Mayor. Por el contrario, el  encanto de Consell se celebra, cada domingo, en el Polígono Industrial y de Servicios de Consell, al borde la carretera de Palma-Puerto de Alcúdia. Se trata de un mercado de objetos antiguos y de segunda mano que fue creado el 1994. Todo y su implantación reciente, se ha convertido en uno de los mercados más concurridos de Mallorca. Además de las 250 paradas que se instalan, a las cuales se venden  objetos mencionados, hay también lugares donde se pueden adquirir los productos típicos de la artesanía, la matanza y la pastelería de Consell.


Finalmente, desde el 1996 se hace la Fira de Tardor en la calle de Sant Bartomeu y en las calles adyacentes. La feria se celebra el mes de octubre, el primer domingo después del día de Sant Lluc (18 de octubre).

...
1 - 1 de 1

ACTIVIDADES CULTURALES EN MALLORCA

Exposiciones de artes plásticas o visuales, intervenciones o murales de artistas de calle, etc. Noches del arte, jardines de museos en los que se ofrecen programas artísticos, recitales poéticos, Jam Sessions, glosas improvisadas, etc. Teatro, danza, cine, música y artes experimentales. Performance. Bailes populares, el Baile de las Águilas, el Baile de los Cossiers, etc. Salida de gigantes, na Francinaina y Tòfol, los renacuajos, los gigantes ... Correfocs, demonios, fuegos artificiales. La batukada.

Todas estas cosas forman parte de la cultura mallorquina, ya sean propias como si son cosas venidas de fuera. Son nuestras costumbres, es el arte y la mirada de los artistas, son los espacios polivalentes; es Rata Corner, es Casa Planas, es la Casa Museo Llorenç Villalonga, Blai Bonet y Pare Ginard, la librería Ideario, Es Baluard, Cine Ciudad, entre muchísimos otros. Somos nosotros curiosos de conocer, enamorados para saber, ilusionados para escuchar, fascinados de ver ... Es Qué Hacemos.