Restaurantes más adelante en Pollença

Restaurantes
Mallorquín
Restaurante La Fonda (Pollença)
Restaurante La Fonda (Pollença)

Como suelo hacer normalmente, antes de ir a un restaurante llamo a un lugareño y le pregunto. Y en este caso tampoco me falló. La Fonda resultó ser una gratísima sorpresa, tanto por su cocina como por el encanto del local, una casa del centro histórico de Pollença, donde se respira la épica de los moros y cristianos, "La Patrona", el pirata Dragut y el pollencí Joan Mas, que lideró la resistencia del pueblo contra los piratas.

Estábamos buscando cocina mallorquina, porque estábamos con unos amigos sevillanos, y en La Fonda la encontramos, variada y de buenísima calidad: tumbet, caracoles, frito (de cordero y de marisco), arroces (brut, meloso, en paella ...), distintos pescados a la mallorquina, calamar (local) a la plancha, paletilla de cordero lechal, faraona cocinada con frutos secos (la faraona es un ave, del tipo pularda, pintada ...), y el cabrito de Pollença, según pone en la carta "cocinado a la mediterránea" ... sencillamente maravilloso! Cocinado con salsa, sabrosísimo, la carne se derritía en la boca ... sensacional! Además, tienen otras cosas, no específicamente mallorquinas, que seguro que también están muy bien.

La chica que nos atendió, muy amable y correctísima, nos recomendó un vino de la zona, el Mortitx, que también fue buenísimo (si encuentras producto local de calidad, yo soy partidario de probarlo). Y de postre, como estábamos muy llenos, sólo pedimos un típico gató con helado de almendra, muy bien!

1 - 1 de 1

Restaurantes más adelante en Pollença

Sabores mediterráneos, exóticos, afrodisíacos, picantes, etc. Todo cuanto estás buscando. Lo que queremos decir es que aquí podrá encontrar desde un buen trampó hasta el sushi más exquisito de la isla. Procuramos, especialmente, citar los restaurantes de cocina mallorquina de más renombre porque queremos de todo corazón que perduren y que sobrevivan a las grandes cadenas que de cada vez más llegan a los lugares más turísticos de Mallorca. Sin embargo, también reconocemos la gastronomía internacional porque somos unos sibaritas y nos gusta todo. QuéFeim tenemos un equipo activo y, por ello, nos gusta caminar mundo y descubrir siempre lugares diferentes, nos gusta que aún la isla nos pueda sorprender. Así, en cada punto de Mallorca que vamos, elegimos un restaurante donde comer o cenar y, si nos ha gustado, lo añadimos a nuestra web para que deje de ser un punto escondido en el mapa y se convierta en un punto clave para comer X ; como un día llegó que en Montuïri hacían unos «pan con aceite» que daban miedo de buenos que eran o como nos ha llegado que hay un lugar que se llama Cassai decorado o bien de manera rústica o bien ambientado en el mar que deja a todos con ganas de volver. También que para la Colonia de Sant Jordi había un lugar que se llamaba Colonial donde se hacían unos helados buenísimos y cremosos y donde se había introducido la bola de Cookies que era demasiado desde entonces o que ahora ha aparecido un edificio de tres plantas que se llama Laos donde se pueden comer delicias y luego hacer un poco de juerga. Todas estas cosas que llegan de boca en boca, en una cadena que puede durar años y años, nosotros las podemos hacer llegar rápidamente porque como ya hemos dicho, nos gusta conocer mundo y darlo a conocer.