Ferias y Mercados en Porto Cristo

Ferias y Mercados
null
PORTO CRISTO | FERIA NÁUTICA 2019

El muelle de Porto Cristo acoge la Feria Náutica dedicada a la cultura marinera de Baleares.  La feria contará con la presencia de mestres d’aixa, y se realizarán actividades para los visitantes: espectáculos, exposiciones relacionadas, ventas de artículos del sector, salidas en barca, entre otras muchas.  Y para los más pequeños cuentacuentos y actividades lúdicas. También se podrá disfrutar de la gastronomía mallorquina con tapas y vinos durante los dos días de jornada de puertas abiertas.


¿A que esperas para disfrutar de un fin de semana maravilloso en Mallorca ?



  • Programa de actividades: Aquí
1 - 1 de 1

Ferias y Mercados en Porto Cristo

Durante todo el año en Mallorca se celebran las ferias de los pueblos según la característica de cada uno. Podemos encontrar ferias y mercados de cualquier tipo. Así, tenemos ferias con motivo de la vaca, el caracol, la patata, etc. y mercados permanentes de productos artesanos, agroalimentarios, ecológicos y, incluso, medievales. Los mercados de la isla son importantes porque ofrecen productos de la tierra, ayudan a mantener el sector secundario activo y crean una armonía especial entre vendedor y comprador. En los mercados, la gente normalmente compra con cesta por lo que podemos entender que es un espacio de conciencia y natural, un espacio de relación, en el que aquel «buenos días» entre el vendedor de quesos y María ya se ha hecho costumbre, aunque no necesite comprar nada. En los mercados, cuando ya te conocen, los vendedores saben que María quiere pan de harina de blando, «Sal Trenc», queso curado, galletas Gori de Muro y mucha sandía; y se lo tienen preparado. Esta es la parte más amigable de las relaciones y los vínculos que se hacen en los mercados. Sin embargo, esta parte de confianza no suele ocurrir de la misma manera en las ferias, dado que en estas suelen intervenir mercaderes de otros tipos de negocios: joyería y bisutería, textil, juguetes, dulces, etc. Las ferias suelen hacerse en relación a algún motivo concreto y ahí será el protagonista, aunque como ya hemos dicho, siempre irá acompañado de mercaderes que puedan complacer a todos los visitantes con sus productos. Entonces, la Feria del Zapato de Lloseta, por ejemplo, tendrá un ochenta por ciento de puestos en relación exclusiva a la venta y confección de zapatos pero también contará con un veinte por ciento de paradas alternativas a ese producto, como las que ya hemos citado. Tanto si es para hacer un variado, como para comprar un zapato de piel o unas alpargatas, un abanico, herramientas, recipientes de barro -una hucha de barro en forma de cerdo-, etc. los mercados de Mallorca son una muy buena opción. Por el contrario, si buscáis unos pendientes originales o algo hecho de macramé, una cesta, un bote para hacer burbujas de agua, etc. las ferias son su sitio.