Playas y calas

Cala Castell

A 17 millas del Port de Pollença, situada entre los quebradizos cantiles agrestes de Punta Galera y los acantilados rasos de Punta Topina.  Su nombre hace referencia al Castell del Rei, castillo roquero de origen sarraceno (siglo XIII), que vigilaba este litoral desde lo alto de la Serra de Ternelles (476 metros), desde donde se disfruta de sobrecogedoras vistas panorámicas del norte de Mallorca e incluso de la isla de Menorca.

Esta bella playa salvaje se origina al final de un barranco, dividiéndose en dos calas, cuyo sustrato está formado por cantos redondos, gravas, arena y restos de alga posidonia.

Fondeo: Sus condiciones marinas y subacuáticas son aptas para fondear, pero debemos abandonar cuando sopla viento del norte. La profundidad sobre un fondo de roca y alga oscila entre 6 metros, a 200 metros de la costa, y 3 metros a 100 metros de la orilla sobre fondo de arena.

Recordamos que es importante levar anclas si aumenta el viento de NW, N o NE, ya que se levantan olas con rapidez.