Cultura

AYUNTAMIENTO DE LLOSETA

Los primeros vestigios de ocupación humana de Lloseta, al igual que muchos otros municipios de la isla, se sitúan en las épocas pretalayótica y talayótica. Gracias a las campañas de excavación realizadas durante el decenio de 1960, hoy podemos hablar con más precisión sobre nuestros primeros antepasados. En Lloseta encontramos cinco yacimientos, cuatro cuevas de enterramiento y un recinto fortificado.

Las noticias sobre la epoca romana de Lloseta son siquiera casi inexistentes. Además del posible origen etimológico del topónimo, defendido por algunos historiadores, sólo algunos hallazgos casuales nos han dejado testimonio de la presencia romana en nuestro entorno. Si las referencias históricas ya son limitadas a la epoca romana, debemos destacar su inexistencia, o al menos el actual desconocimiento que tenemos, sobre los siglos V a X. Nada sabemos del paso de los vándalos y bizantinos, confirmando Y expresión de "siglos oscuros" tantas veces aplicada a la historia de Mallorca.


Con la Conquista de Mallorca por parte de Jaime I devuelve la Liuma a la historia de Lloseta. Después del reparto, el Joz musulmán de Canarossa correspondió al vizconde de Bearn, Guillem de Moncada, quien hizo su propio reparto entre sus caballeros. A la hora de analizar la población lIosetina de esta época, nos encontramos con serias dificultades, ya que no contamos con ningún padrón de habitantes. Así, a través de fuentes fiscales -como es el caso del morabatí- se pueden establecer cálculos de población. Un segundo problema es que en estas épocas se debe hablar siempre de la población de Lloseta y estiman incluida dentro la de Binissalem.

Desde el punto de vista socioeconómico, el siglo XVI inaugura la epoca moderna de los catastros, instrumento gracias al cual se puede coèeixer mucho mejor la realidad socioeconómica de las villas mallorquinas. Del catastro de 1578, sabemos que, en Lloseta y Aiamans, hay tres posesiones Lloseta, Son Pelai y s'Estorell-, una caballería -propiedad de Lluís Togores- y ochenta propiedades casas y tierra. Las familias más poderosas eran entonces los Baile, Martí, Prats, Miquel y Ramon de Son Ramon.

En cuanto a la población del siglo XVII, hay que observar un relativo crecimiento de la población según se desprende el estudio delstres catastros, estudiados por Jaume Capó, de los años 1688 y 1697. En el primero, está presente una población de 240 personas, que se'incrementa hasta 305 veinte años después, 300 habitantes a finales del siglo XVII.

 En la Guerra de Sucesión Española, el Reino de Mallorca, y por tanto Lloseta, tuvo una importante actuación. De un lado, el conde de Aiamans, Miquel Joan Ballester Togores, participa activamente a favor del bando borbónico -uno de los participantes en la conspiración filipista organizada en 1711, así como la familia Salas, propietaria de Son Pelai. De la otra parte, veinte llosetins, junto con los hombres enviados por Binissalem, participaron por orden del virrey en la defensa de la costa de Sa Porrasa y Santa Ponça, previendo el desembarco de las tropas de Felipe V. Con la nueva administración borbónica , los condes de Aiamans pasaron a tener un fuerte protagonismo como concejales del Ayuntamiento de Palma, creado en 1718.

Fue en el siglo XIX cuando Lloseta alcanzó la autonomía municipal, se segrega de Binissalem año (1812-14), con Lorenzo Catalán como primer alcalde constitucional losetas.
Ya como municipio autónomo, Lloseta vivió, en las primeras décadas del siglo XX, las manifestaciones del movimiento obrero. En cuanto a los resultados electorales, durante la II República se mantuvo un dominio de los partidos de derecha, aunque el consistorio elegido en 1931 fue derogado por Gobernación civil a petición de un grupo de ellosetins.
Con I'esclafit de la Guerra Civil, los lIosetins que tomaron parte hubo nueve muertos. En Lloseta organizaron las milicias y, a petición de / éstas, fue nombrado secretario del Ayuntamiento Abdon Homar. Además, se llama una nueva comisión gestora encap¡;: alada por el falangista Joan Mut Jaume.

Las últimas décadas del siglo XX han sido de profunda transformación del municipio. En el ámbito demográfico, la inmigración ha marcado el constante crecimiento de la población que ha llegado, actualmente, a superar los 4.500 habitantes. Este aumento demográfico ha provocado el consiguiente proceso de urbanización que en los últimos veinte años ha cambiado por completo la fisonomía de las antiguas tierras de Son Togores, ses Flex, etc. Los bloques de viviendas han hecho acto de aparición donde antes había almendros e higueras y han dado en Lloseta el aspecto de municipio moderno que tiene actualmente.

SITIOS DE INTERÉS
El oratorio del Cocó está situado en la antigua posesión de Son Ramon, topónimo surgido en el siglo XVII, que, con anterioridad había formado parte de la posesión de Aiamans y que, posteriormente, se subdividiría en la citada Son Ramon y son Pelai.

A medios siglo XVII, esta posesión era propiedad del doctor Jaume Fàbregues, secretario del Santo Oficio de la Ciudad de Mallorca. A comienzos del siglo XIX, aparece una nueva familia propietaria: la de los Alcover. Uno de los descendientes de esta rama fue Mateu Alcover Bennàssar que deja en testamento las nueve quarterades de olivar que se llamaban del coco cedidas por vía notarial para la construcción de la capilla Y el año 1878, siendo valorada en veinte y cinco pesetas.

El conde de Aiamans, como patrón de la iglesia de Lloseta, no sólo intervino en las obras, sino que éstas fueron a su cargo por un valor de 25.000 pesetas.

El promotor de este oratorio fue el vicario de Lloseta Miquel Arbona Mayol, natural de Sóller. El 20 de noviembre de 1876 hizo la petición de construcción de El oratorio al obispo de Mallorca, Mateu Jaume Garau, con el fin de fomentar el culto a la Virgen de Lloseta. Con I aprobación del obispado, Y 'en 1877 se iniciaron las obras siendo el maestro de obras Jaume Rosselló Homar. Las obras empezaron Y el verano de 1877 y fueron terminadas totalmente en junio de 1878 a pesar de que I'oratori ya había sido bendecido el mes de abril.
La tradición de este lugar nos ha dejado huellas tan manifiestas como es la romería del coco, además de glosas y canciones populares. El oratorio consta de una sola nave de dimensiones reducidas y nueve por cuatro metros-, con bóveda de arista y un retablo donde está la imagen de la Virgen. En la parte trasera se encuentra la sacristía.

L'edifici fue reformado 1978 el año de su centenar. La imagen antigua, obra de Serra retirada en 1974 y hoy se conserva en la sacristía de la iglesia parroquial. La nueva es obra I'escultor Francisco Salva y es una copia de I'autentica. En los años 1974-75, siendo rector de Lloseta Andreu Llabrés Feliu, se pinta el retablo de color arenisca, se renovó todo el tejado, en la capilla se hicieron los bajos de piedra y se recuperó el antiguo arenisca de la vuelta. Fuera de la capilla se amplió el recinto. En 1988 fue declarado Bien de lnteres Cultural.

La iglesia parroquial está situada en medio del pueblo. El templo actual de la Virgen de Lloseta es el tercer existente al municipio Se empezó a construir en 1844 y se terminó dieciocho años después, en 1862. La última obra de restauración del edificio es de 1995. La construcción del templo actual se hizo mediante I'annexació del edificio existente utilizando bóvedas de cañón, cornisa y columnas de piedra, enmarcadas en un estilo neoclásico.

esglesia Anteriorment, sin embargo, hay documentados dos templos: uno del siglo XIII -que sigue básicamente las directrices arquitectónicas de las iglesias mallorquinas de los siglos XIII y XIV-, documentado por primera vez en 1283 y que fue ampliado en 1582. Un segundo edificio religioso se construyó ano 1760, aunque, desde 1711, ya primera vicaria in capite, dependiendo de la iglesia de Binissalem.

TRADICIONES Y LEYENDAS
La tradición más famosa por todo los llosetins y llosetins es la relacionada con el encuentro de la Virgen de loseta. Según versa esta tradición, un pastor musulmán apacentaba sus ovejas cuando se vio turbado por un gran resplandor que provenía de la peña situada al lado de un Cocó del torrente. Asombrado dio aviso a los habitantes de Aiamams, Lloseta y Robines. Estos se acercaron y, alzando una pequeña losa que la cubría, descubrieron la imagen de la Virgen.

Debido a la inexistencia de capilla tanto a Aiamans como Lloseta, decidieron trasladar la imagen a la iglesia de Robines, que se encontraba cerca de la alquería de Borneta, donde fue recibida y venerada con mucho entusiasmo por sus habitantes. Al día siguiente, sin embargo, al abrir las puertas comprobaron que la imagen había desaparecido. Fueron rápidamente a la cueva del Cocó y, admirados, comprobaron que se encontraba allí. Pensando que se había tratado de un robo, lo llevaron de nuevo a Robines y, para mayor seguridad, la encerraron en una caja. Pero he aquí que nuevamente el día siguiente comprobaron que había vuelto a desaparecer, demostrando así su deseo de ser venerada en Lloseta.

Además, continúa la tradición, durante las fiestas de Navidad apareció en los establos de las caballerías de Lloseta y Aiamans. Fue encontrada por un esclavo que, pocos días antes, se había convertido al cristianismo. Así lo recuerda este Gozo:
Ligado también con el oratorio del Cocó encontramos el "didalets". Debajo del peñasco se encuentra un pequeño hoyo donde según la tradición quien mete los dedos uno tras otro queda curado de ciertos males. En este orificio ahora se puede acceder a través de un camino que se hizo con las últimas obras de reforma del oratorio. Y la tradición de ir al "didalets" forma ya parte de la propia fiesta del Cocó.

FERIAS, FIESTAS Y MERCADOS
mercado En Lloseta hay dos fiestas locales. La primera se celebra día 8 de septiembre; es la fiesta de la Virgen de Lloseta, patrona del municipio. El acto central consiste en la celebración religiosa que se hace por la mañana en el templo parroquial, con la asistencia de las autoridades.
 El cambio experimentado en los últimos años ha supuesto la ampliación del abanico de actividades, tanto deportivas como culturales, durante la semana previa.

 La otra fiesta es la celebración de la romería del Cocó, el primer miércoles después de Pascua. Esta romería es la continuación actual del antiguo pancaritat con que los llosetins y llosetines veneraban a la Virgen en el'oratori construido en la antigua posesión de Son Ramon. Ese día las autoridades políticas y eclesiásticas inician la fiesta con un paseo desde el templo parroquial hasta el oratorio, donde tiene lugar la celebración eclesiástica. A lo largo del día, ya pesar de haber perdido el encanto tradicional debido a la modernidad, la actual avenida del Cocó es el punto donde se concentra la romería, que cuenta también con la presencia de visitantes de los municipios vecinos.

Por otra parte, Lloseta celebra mercado semanal los sábados en la plaza de España. el mercado tiene una oferta variada, destacando los productos alimento


null
También podría interesarte...
Fiestas
null
CARNAVAL LLOSETA 2020

Lloseta celebra uno de los carnavales más esperados y más divertidos de la isla. Y también están de aniversario porque Lloseta lleva 40 años celebrando esta fiesta.

Habrá actividades relacionadas con las fiestas de Carnaval del 20 al 25 de Febrero. Destacamos:
  • Jueves 20 - Rueta Infantil
  • Domingo 23 - Rua
  • Martes 25 - Enterrament de la Sardina
Puedes consultar todas las actividades del Carnaval de Lloseta aquí.

...