Playas y calas

11 playas donde hacer nudismo en Mallorca

Practicar nudismo en Mallorca es una actividad permitida que resulta muy saludable. En su legislación está específicamente contemplado, por lo que existen numerosos lugares habilitados para quienes quieran disfrutar de esta opción. En nuestro artículo te vamos a proponer un listado de 11 playas de Mallorca donde podrás gozar de la libertad que se siente al tomar el sol y un refrescante baño sin preocuparse en absoluto del bañador o el biquini. Un privilegio que tienes al alcance de tu mano.



Las mejores playas de Mallorca en las que practicar el naturismo

¿Todavía te preguntas qué hacer en Mallorca? ¿Tienes planeado viajar próximamente a la isla? El naturismo está dentro del amplio abanico de posibilidades de ocio y turismo que encontrarás en este singular destino. Muévete por su territorio y descubre cada uno de los paraísos que te vamos a sugerir a continuación.

1. Cala S'Almunia

Es una playa rocosa de aguas muy cristalinas que se sitúa a 9 kilómetros de la localidad de Santanyí. Debido a que su accesibilidad es dificultosa, es poco concurrida. Podrás disfrutar también de la práctica de buceo y submarinismo. El cuadrante habilitado para el nudismo es de 30 metros de largo y unos 10 de ancho, y se sitúa próximo a la zona de edificios de cala Llombards. Para llegar hay que descender por una escalera empinada, pero merece la pena hacerlo.



2. Es Trenc

Es una de las más conocidas y turísticas de esta isla balear y se sitúa en la localidad de Campos. Con más de cuatro kilómetros de costa, es una de las más extensas de cuantas vamos a mencionar en este listad. Es Trenc es una de las pocas playas vírgenes que todavía persisten en la mayor de las Baleares. Destaca sobre todo por sus aguas cristalinas de color tuquesa que son poco profundas, y por su arena blanca y fina.



3. Llucalcari

Es Canyeret, como también es conocida, es una playa de roca y grava. Situada en el pueblo que lleva el mismo nombre, está a 2,4 kilómetros de Deià y es un área protegida dentro de la Serra de Tramuntana. Su superficie es de 130 metros de largo por 10 de ancho. Para acceder a ella deberás descender unos 300 metros por un sendero con frondosa vegetación. En sus cercanías hay una fuente de agua dulce y se forma fango, que muchos bañistas aprovechan para untarlo en su cuerpo.



4. Playa des Mago

Su nombre se debe a que en 1967 se rodó en su costa una película protagonizada por Anthony Quinn y Michael Caine. Además, fue la primera playa de Calviá declarada oficialmente como nudista. Debido a su cercanía con la cala de Portals Vells, son muchos quienes aún la conocen por este nombre. La Playa des Mago se sitúa a 8 kilómetros de Magaluf y 19 de Palma. Tiene 20 metros de largo y 5 de ancho.



5. Son Real

Playa virgen y tranquila, de grandes dimensiones y arena fina. Entre sus principales atractivos se encuentra que cerca del lugar hay yacimientos arqueológicos. Está a tan solo 12 kilómetros de Can Picafort, y para acceder a ella por carretera de forma sencilla deberás llegar hasta Son Serra de Marina. Se sitúa en el municipio de Santa Margalida y es la continuación de la Playa Es Dolç.



6. Cala Mesquida

Es una playa con 300 metros de largo y 130 de ancho, con una zona habilitada para el naturismo. Destaca principalmente por su fuerte oleaje, de ahí que sea ideal para la práctica de deportes como el surf. Desde 1991 está declarada como Área Natural de Especial Interés. Se encuentra a tan solo 7 kilómetros del pueblo de Capdepera y en ella podrás disfrutar de un ambiente muy familiar.



7. Coll Baix

Es la única playa municipal virgen y pública y está a unos 7 kilómetros de Alcúdia. Es una cala de grava y arena grisácea. Para llegar a ella tendrás que dejar tu coche en el municipio en cuyo término municipal se encuentra y caminar unos 45 minutos a través de un sendero serpenteante que se complica en el tramo final, o bien acceder con el automóvil a un aparcamiento más cercano, por un camino pedregoso.



8. Sa Canova

Tiene unos 1800 metros de largo y alrededor de 30 de ancho, y está ubicada en Artà. Puedes llegar a pie, en barca o en coche, o si lo prefieres utilizar el servicio de autobús interurbano. Es una playa virgen en la que también destaca que cerca tiene varios yacimientos arqueológicos, como ocurre con Son Real. Compuesta por grava y arena, te deleitará la estampa que dibuja su vegetación dunar, abundante en lirios de mar.



9. Es Caragol

Es un destino que te resultará muy apetecible, debido a que se sitúa en un paraje natural poco concurrido. De arena blanca y dunas que se extienden a lo largo de más de un kilómetro, se ubica a 7 kilómetros de Ses Salines y puedes acceder a ella desde el faro. El mar suele estar siempre en calma en esta zona, con escasa profundidad, lo que la convierte en un área ideal para bañistas.



10. Cala Matzoc

Tiene una extensión de unos 80 metros y también la encontrarás si visitas Artà. Es una playa de arena y rocas donde hallarás muchas algas. Para acceder a este lugar te recomendamos que llegues hasta Cala Torta, y desde allí camines una media hora por el viejo sendero de los carabineros. El nudismo está permitido y no es una playa muy concurrida.



11. Cala Moltó

También es conocida como Es Guyó y está a pocos metros al norte de Cala Agulla. La conforma una especie de ensenada de piedra con fondos arenosos donde es muy común el fondeo de barcos de recreo, sobre todo en temporada alta. Es una cala completamente virgen en la que practicar nudismo se convierte en una experiencia única.




¿Qué hacer en Mallorca? El nudismo es una gran opción

Como has podido comprobar, en la isla hay numerosos rincones en los que practicar naturismo. Si el nudismo en Mallorca es una de tus prioridades, aquí encontrarás preciosos parajes naturales donde disfrutarlo. No solamente las 11 playas de Mallorca que te hemos sugerido, sino muchos otros rincones que te invitamos a que vayas descubriendo.

null
También podría interesarte...
Playas y calas
null
Las 11 playas más escondidas de Mallorca

¿Has decidido pasar tus vacaciones en Mallorca? ¿O vives en la isla, te gusta el mar, pero odias las aglomeraciones típicas del verano? Te presentamos las 11 playas secretas de Mallorca, que te permitirán disfrutar de tus días en la isla en un entorno realmente idílico. ¿Preparado para descubrir Mallorca y sus calas más especiales?

Playas de Pollença

Pollença es un pequeño pueblo situado al norte de la isla de Mallorca. Su puerto es uno de los atractivos de esta localidad para todos los turistas que se pasean por primera vez por sus estrechas callejuelas Incluye su visita en la lista de qué hacer en Mallorca durante tu estancia en la isla y descubrirás una localidad llena de historia, en la que se han alojado numerosos artistas atraídos por su belleza.

1. El Caló

Poder visitar una playa prácticamente virgen en la isla de Mallorca es un verdadero lujo. El Caló es una cala de de 55 x 20 metros con cantos rodados y grava y, además, cuentan con un fondo marino muy rico en vegetación. Si eres aficionado al buceo, esta playa se convertirá en uno de tus destinos favoritos, ya que solamente con una máscara y unas aletas podrás descubrir su impresionante belleza.

Eso sí, si quieres disfrutar del sol y del mar en esta playa debes tener en cuenta que deberás afrontar un pequeño reto: caminar unos 4000 metros para llegar hasta aquí, ya que unas instalaciones militares cercanas no permiten el acceso normal en vehículo. Se trata de un paseo de unos 20 minutos, que te darás cuenta merece realizar en cuanto llegues hasta esta cala, muy tranquila y limpia. Un verdadero paraíso, aunque en el fin de semana puedes encontrar algunas embarcaciones fondeando por aquí.




2. Cala Murta

Otra de las playas vírgenes de Pollença es Cala Murta, con grava y arena. Uno de sus atractivos es la gran profundidad de su fondo marino, que puede llegar hasta los 200 metros lejos de la costa.

Para preservar el entorno natural de esta cala se ha restringido el acceso de automóviles en los últimos 1700 metros, que hay que hacerlos caminando por un bonito pinar hasta llegar frente al mar.

Cala Murta se encuentra cerca de
 Formentor, a unos 12 km del Puerto de Pollença. Merece la pena hacer la excursión hasta aquí para disfrutar de la belleza de este entorno idílico y, por supuesto, también de su paz.




3. Gossalba

Si estás en Cala Murta, merece la pena que te acerques hasta Gossalba. De hecho, ambas playas están separadas por unos 2500 metros junto a los acantilados, en dirección norte.

Una vez llegues a Gossalba, te encontrarás con dos pequeñas playas vírgenes, de unos 30 metros de largo y ancho. Su
 fondo rocoso es una de sus principales características, igual que el imponente pinar situado en su parte de atrás y que es una fuente de sombra y relax que todos los visitantes agradecen después de pasar una jornada de playa.

Ten en cuenta que en la playa encontrarás cantos rodados y grava.



4. Cala Figuera

Esta playa de Pollença es una de las que podrás visitar más fácilmente, ya que se encuentra en el camino del faro de Formentor y se puede ver sin problemas desde la carretera que lleva hasta allí.

Cala Figuera tiene 50 metros de largo, y aquí te encontrarás con un suelo en el que se mezclan los cantos rodados, en muchas ocasiones con restos de algas fruto de las mareas, y la arena. Se trata de una
 playa tranquila, en la que podrás disfrutar de un bonito entorno natural.




5. Cala Boquer

Las playas realmente solitarias también existen en Mallorca, aunque te pueda parecer increíble cuando bajes del avión y veas los miles de turistas que se agolpan en el aeropuerto.

Cala Boquer es una cala de
 piedras, a la que llegarás después de hacer una excursión a pie de unos 3 kilómetros. Además de poder relajarte aquí tomando el sol en un entorno tranquilo, merece la pena destacar que esta cala es uno de los destinos preferidos por los buceadores de la isla, gracias a su rico y bien conservado entorno natural

Además, hasta llegar aquí te encontrarás con diversos atractivos. Al pasar por el valle, podrás ver los restos del histórico poblado romano de Bochoris, un antiguo horno de cal y un agujero en una de las laderas montañosas, conocido como Ull de Bou. Además, puedes hacer escalada en alguna de las muchas vías existentes en la zona.





Playas en Campos

Campos encarna la esencia de los pueblos tradicionales mallorquines, perfectamente conservada todavía hoy en día. Ubicado en la zona sureste de la isla, en la comarca de Migjorn, es uno de los mejores lugares de la isla para conocer realmente la vida rural mallorquina. Además de sus playas, su entorno natural te ofrece numerosas opciones de ocio al aire libre, como hacer ciclismo o disfrutar de los vinos que se cultivan en la zona.

6. Es Trenc

Es Trenc es mucho más que una playa. Esta zona de Mallorca es un verdadero paraíso para quienes buscan disfrutar del mar en una zona natural de gran belleza. De hecho, aquí se encuentra un sistema dunar de unos 500 metros de amplitud como media, y que funciona como una barrera entre la playa, el mar y la ciénaga del Salobrar. Por lo tanto, es un espacio de gran valor ecológico.

Precisamente por esta importancia natural, los ecologistas de Mallorca han luchado para que la playa de Es Trenc se preservase siempre en estado natural. Gracias a ello, podrás disfrutar hoy en día de un entorno natural de impresionante belleza y, además, muy tranquilo. Viniendo por la carretera desde el cercano pueblo de Campos podrás disfrutar incluso de la visión de las montañas de sal de las salinas cercanas.

Este
 pequeño paraíso de Mallorca alejado de hoteles y de grandes alojamientos turísticos, es el lugar ideal para disfrutar de la playa en familia, sobre todo gracias a sus aguas poco profundas. Además, dispone de un chiringuito y aseos, algo que se agradece cuando se va con niños a la playa.

Si decides disfrutar del mar en Es Trenc, ten en cuenta que se divide en dos playas más pequeñas. La de Ses Covetes es la más escondida y es nudista. Por su parte, Ses Salines es la de mayores dimensiones y la perfecta para ir en familia.




Playas en Manacor

Manacor es un término municipal que incluye algunos de los centros de población más importantes de la isla, y algunos de sus puntos turísticos y de vacaciones más importantes. Se trata de la ciudad de Manacor, Port de Manacor, Son Macià, Son Negre y Porto Cristo, sin duda la más popular y concurrida.

Uno de sus atractivos naturales son sus cuevas, especialmente las famosas cuevas del Drac, un escenario de belleza mágica que esconde un lago subterráneo. Recorrerlas en barca es una experiencia inolvidable, que te permitirá contemplar la belleza de sus formaciones rocosas interiores.



7. Cala Bota

Esta pequeña playa virgen de Manacor, de solamente 30 metros de largo, se encuentra entre acantilados verticales y tiene cantos rodados y arena en la orilla.

Hay un torrente que desemboca aquí y que, dependiendo de la época del año, llega a crear un pequeño estanque con las aguas que arrastra. Para llegar hasta aquí hay que pasar por unos 2 kilómetros de camino pedregoso, por lo que se recomienda usar calzado cómodo para ir a disfrutar de un día de playa.




8. Cala Magraner

Esta cala de Manacor se encuentra entre dos urbanizaciones y en la desembocadura de un torrente. Su orilla está formada por cantos rodados y arena, igual que el fondo marino, y ofrece un paisaje de gran belleza que atrae a numerosos excursionistas con ganas de descubrir parajes únicos de la isla.

Cala Magraner también es uno de los destinos favoritos de los
 escaladores, ya que dispone de precipicios perfectos para practicar este deporte, gracias a su importante altura.

Si esta playa ha podido mantenerse prácticamente virgen es, en buena parte, debido a su acceso medio escondido. Pese a ello, merece la pena que te atrevas a seguir el camino, ya que al llegar te encontrarás con un paisaje casi idílico. Desde la orilla no verás ni un edificio, tan solo vegetación por todos los lados en estado puro.

Otro de los grandes atractivos de esta playa es la
 tranquilidad de sus aguas, que prácticamente crean la sensación de ser una gran piscina natural. Si decides acercarte a conocer Cala Magraner, no olvides coger tus aletas y máscara. Bucear por aquí es una experiencia única, que no olvidarás fácilmente.




Descubrir Mallorca: las playas de Santanyí

Este bonito pueblo del sureste de la isla destaca por su tradicional vida rural mallorquina y por la tranquilidad que se respira en cada uno de sus rincones. Además, cuenta con un entorno natural de impresionante belleza, ya que está muy cerca del Parque Natural de Cabrera. Uno de los lugares de la Mallorca más auténtica para perderse durante unos días.

9. Caló des Màrmols

Esta cala es la última en dirección a poniente de la localidad de Santanyí. Su nombre se debe a que la arena y las rocas que rodean el mar son de color blanco, como si fueran mármol.

Situada entre
 impresionantes acantilados de más de 20 metros de altura, esta playa virgen se mantiene casi virgen y destaca porque, gracias a su orientación, permite ver el archipiélago de Cabrera.

Lo más habitual es llegar hasta aquí
 en embarcación, por lo que son pocos los bañistas que llegan hasta esta playa solitaria. Si decides venir andando, ten en cuenta que hay que recorrer pequeños acantilados o un camino de tierra de una finca privada. Ambos recorridos no están bien señalizados, por lo que es complicado este acceso.

Esta cala destaca por sus
 aguas extremadamente limpias y transparentes. Su fondo marítimo es arenoso, con grava y cantos rodados. Tiene unos 4 metros de profundidad.




10. Playa Es Caragol

Es Caragol es una de las playas más al sur de la isla, y se encuentra unida a cala Tugores por una barrera rocosa. Tiene una ubicación privilegiada, alejada de cualquier núcleo urbano y situada a unos 2 kilómetros del faro de Ses Salines.

La disposición de esta cala la convierte en una de las más bonitas de toda la isla.
 Sus aguas son tranquilas y poco profundas, además de lucir un bonito color azul turquesa. Además, es una de las playas vírgenes de Mallorca más grandes , ya que tiene nada menos que 500 metros de longitud y 60 de ancho.

Muy pocos turistas llegan hasta aquí, por lo que sus dunas de arena fina se conservan en perfectas condiciones.





Playas en Calvià

Esta ciudad es una de las que cuenta con una mayor historia de toda la isla. Se encuentra en el suroeste de Mallorca, al pie del impresionante entorno natural de la Serra de Tramuntana, un motivo más que suficiente para que decidan alojarse aquí los amantes de la naturaleza. Es el espacio perfecto para hacer senderismo y rutas de montaña, que te permitan conocer en primera persona las especies animales y vegetales típicas de estas tierras. Lo mejor de todo es que cuenta con rutas muy fáciles y bien señalizadas, que podrás realizar sin problemas.

11. Caló des Monjo

Esta playa se encuentra en el límite natural de las localidades mallorquinas de Calvià y Andratx. Llama la atención por sus pequeñísimas dimensiones y la forma de U de su entrante de mar. Además, está rodeada de acantilados que aislan esta playa del resto del mundo creando un espacio único por su belleza y tranquilidad.

Los
 pinos son los otros grandes protagonistas de esta playa, que llegan hasta la primera linea de costa, junto con los cantos rodados y la grava presentes en la orilla.





¿Cuál de estas playas secretas de Mallorca vas a descubrir primero? Anótalas en tu agenda para tus próximas vacaciones en la isla. ¡Vive la experiencia de disfrutar del mar huyendo de las masificaciones turísticas!

...